Menú Principal
26 de Junio de 2019

Vacunarse es la clave para combatir el sarampión

  • Si bien el virus del sarampión está erradicado desde el año 1992 en nuestro país, la aparición de un caso, hace necesario reforzar la prevención, donde la inmunización juega un papel fundamental.

Santa Cruz, 26 de junio de 2019.- El sarampión es una enfermedad muy contagiosa producida por un virus de la familia paramixovirus, la cual puede ser contraída por niños y adultos. Si bien nuestro país la declaró eliminada el año 1992, la aparición de un caso en nuestra región ha vuelto a poner una alerta. Es por esto que la enfermera encargada de epidemiología y de vacunación del Hospital de Santa Cruz, Cecilia Cáceres nos entrega detalles de su contagio y las medidas de prevención.

Al ser consultada respecto a cómo se contrae este virus, Cecilia explica que “se contagia cuando una persona con sarampión: habla, tose, estornuda y elimina gotitas de secreción a menos de 90 cms de distancia de otra. Durante los primeros 10 a 14 días después de contraer la infección, el virus del sarampión se incuba sin presentar ningún signo ni síntoma”. 

Transcurrido ese tiempo, comienzan los primeros síntomas, “puedes tener un poco de fiebre, y algo de tos- explica Cecilia Cáceres-. Lo confundirías con un resfriado, porque también tendrás moqueo, ojos inflamados (conjuntivitis) y dolor de garganta, estos síntomas pueden durar dos o tres días. El sarampión está declarado cuando tu piel comienza a presentar pequeños puntos rojos, algunos de los cuales están levemente elevados,  haciendo que la piel tenga un aspecto rojo moteado. La erupción comienza en el rostro, particularmente detrás de las orejas y a lo largo del nacimiento del cabello. Posteriormente, las ronchas se van a los brazos, al pecho, a la espalda, y luego por los muslos, las piernas y los pies. Al mismo tiempo, la fiebre aumenta, llegando a superar los 40°C”, señala la enfermera.

La profesional del Hospital de Santa Cruz, explica que una vez contraída la enfermedad “no existe ningún tratamiento antiviral específico contra el virus del sarampión. Pero, en términos generales, para cuidar a los niños es importante garantizar una buena nutrición, que siempre tengan líquido para evitar deshidratación”.

Vacunarse es la clave

La forma más efectiva de prevenir el sarampión es la inmunización.  “En Chile existe un plan de vacunación sistemática y se realiza de manera gratuita para todas las personas que se encuentren en territorio chileno, sin importar su país de origen.  El público objetivo que debe recibir esta vacuna son personas de edades entre 20 y 24 años 11 meses y 29 días, para los nacidos entre 1971 y 1981 que viajen a cualquier lugar fuera de Chile. Además está considerado dentro del Programa Nacional de Inmunizaciones de forma permanentemente a menores de un año y para los que asisten a primero básico (vacunación escolar)”, finaliza la encargada de inmunización del establecimiento santacruzano.