Menú Principal
29 de Noviembre de 2018

Una mirada integral a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

  • Servicio de Salud O’Higgins realizó seminario regional, con participación del poder judicial, Sernameg y Universidad de Chile, orientado a quienes participan en la implementación de la Ley 21.030

 

Rancagua, 29 de noviembre 2018.- La implementación de la Ley 21.030 sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo fue analizada por diversos actores que están vinculados a los aspectos regulados por la normativa legal, en un seminario regional organizado por el Servicio de Salud O’Higgins, con colaboración del Servicio Nacional de la Mujer, Sernameg; el Departamento de Promoción de Salud de la Mujer y el Recién Nacido de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y el Poder Judicial.

Esta actividad, junto con analizar la implementación de la Ley y la Norma Técnica para el acompañamiento y atención de las mujeres, así como los roles de los funcionarios de salud y demás servicios públicos que desarrollan en su conjunto las garantías establecidas por el Estado, buscaba fortalecer los mecanismos de coordinación intersectorial que faciliten la oportuna atención de salud a quienes necesiten la interrupción en una de las tres causales.

Al respecto, el Subdirector Médico (s) del  Servicio de Salud O’Higgins, doctor Esteban San Martín indicó que la idea era realizar “una jornada de reflexión, orientada a la acción y a la coordinación entre los diferentes actores que participan en la implementación de la ley IVE, como son los prestadores de salud, médicos, matronas, enfermeras, asistentes sociales, representantes de la comunidad organizada, integrantes del poder judicial y de las instituciones públicas que tengan algún tipo de vinculación con la ley, e incluso estudiantes en formación. Necesitamos tener un abordaje integral que nos permita consolidar y afiatar los vínculos, porque nuestro centro es dar la mejor calidad posible a nuestros usuarios, sobre todo a los que están en el contexto de esta ley, que sufren mucho y están sometidos a un gran estrés que nadie quisiera tener”.

Las intervenciones partieron con la presentación de la encargada ministerial de la Ley 21.030, la matrona Daniela Vargas quien, junto con referirse al proceso de aprobación de la norma, que modifica el artículo 119 del Código Sanitario, destacó la importancia de entender que esta “no es una ley de aborto, sino una ley de interrupción del embarazo con 3 causales muy específicos”. Agregó que aquí se reconoce que hay un problema sanitario que debe corregirse,

En ese sentido, destacó la importancia de las coordinaciones que se requieren a todos los niveles, en particular con las menores de 14 años que presentan un embarazo por violación, donde existen plazos acotados, puesto que la interrupción no puede hacerse después de las 14 semanas y muchas veces las menores demoran en darse cuenta de su situación “tienen que agilizar los procesos y ser derivadas a los centros de atención de forma rápida, porque hay una vulneración de derechos muy profunda de los niños”

Asimismo, resaltó las prestaciones que se entregan a través del programa de acompañamiento sicosocial, el programa de cuidados paliativos en el caso de la segunda causal y “se garantiza la investigación del delito de violación en la tercera casual, cuando la mujer así lo ratifica”. Detalló además que desde el inicio de la ley se han presentado 631 casos en las tres causales, de las cuales un 12% ha decidido continuar su embarazo “y a las cuales debemos entregarles todas las herramientas que les permitan tener el desarrollo de su gestión de la manera más sana y con el mejor bienestar posible”.