Menú Principal
25 de Febrero de 2016

Una enfermera “a prueba de todo”: Carol Toro Lizama y su lazo extremo con el mountainbike

Chimbarongo 25 de febrero de 2016.- Muchos de los trabajadores de la salud pública destinan parte de su tiempo libre en perfeccionarse o continuar con sus labores en centros privados. Sin embargo, son pocos los que pueden decir que tienen un “hobby” que va más allá del ámbito clínico y/o médico: el deporte.

Carol Toro Lizama, enfermera del Hospital Mercedes de Chimbarongo, es una profesional que ha destacado no solo por su labor en el establecimiento de salud, sino que también por su “otra pasión” ligada sobre una bicicleta: el mountaibike, disciplina que practica hace más de tres años y que este 2016 ha cosechado grandes triunfos representando al Team MTB Chimbarongo.

“A pesar que nací en San Fernando soy chimbaronguina ya que fui criada en esta comuna. Llegué al Hospital Mercedes hace dos años y medio a cargo de la Gestión del Cuidado, por lo que tránsito por los servicios clínicos de Urgencias, Esterilización y Hospitalización Indiferenciada”, comenzó indicando la profesional, para luego dar paso a su historia deportiva.

“Desde hace tres años me inicié con esto del mountainbike, con algunas pausas por el propio trabajo o lesiones que sufrí, pero en noviembre de 2015 lo tomé como algo más serio, más profesional. Este año pretendo correr la Liga Nacional que comienza en marzo”, manifestó Carol Toro.

Respecto de cómo ha sido la experiencia por lograr buenos resultados, sostuvo que “ha habido un trabajo con entrenamiento y alimentación acorde a lo que necesita un deportista, como además obviar algunas cosas que te pueden alejar de lo competitivo. A esto se suma el apoyo de algunos colegas como la kinesióloga Loreto Cabezas, que también trabaja en el Hospital Mercedes, quien ayudó a recuperarme tras una caída importante que sufrí en una competencia en el mes de enero donde tuve una lesión en el hombro; en esa oportunidad, ella y el propio hospital me apoyaron con la recuperación, lo que me permitió participar de un rally en Pichilemu, realizado hace algunos días”. Y no fue cualquier lugar el que consiguió, sino que el primero en la categoría 25 kilómetros representando al Team MTB Chimbarongo.
“El trabajo y el deporte se pueden complementar”

Sobre cómo ha sido la experiencia de trabajar en un hospital y a la vez dedicarse en un deporte tan extremo como el mountainbike, Carol Toro indicó que “todo se puede complementar, el horario del hospital también me permite realizar entrenamientos bien secuenciados, además de la flexibilidad que me entrega la Directora María Antonieta Matas en cuanto al apoyo en las carreras que ha sido fundamental. Junto a eso, puedo decir que en algunos eventos que hemos organizado como club MTB, el Hospital ha ayudado en cuanto al recurso de ambulancia, asistencia, entre otras cosas”.

Sorprende que tome esta disciplina como algo profesional, a sabiendas que el desgaste que conlleva trabajar en un hospital se suma a la exigencia física y mental de este deporte: “puedo hacerlo porque cuento con el apoyo de muchas personas, partiendo por el Hospital, además del grupo MTB Chimbarongo quienes siempre me han acompañado en los entrenamientos en pista; también agradezco a Marcelo Peña, Juan Carlos Peña, a mi hermano Alfred Toro; entrenar con hombres es bueno para las competencias. Mi otro hermano, Pablo Toro (con magister en ciencias deportivas) se maneja bastante bien en cómo evolucionar a los deportistas. Y mis padres se preocupan de mí tanto en deporte como en mi labor como enfermera”.