Menú Principal
14 de Febrero de 2019

Una buena Salud Mental no tiene límites

  • Los miembros de la agrupación perteneciente al Hospital de Lolol reciben un acompañamiento y estabilidad emocional que les ayuda con su rehabilitación.

Lolol, 13 de febrero de 2019.- La salud mental es una temática que cada vez toma más importancia en nuestra sociedad, pues depresión o ansiedad son algunos de los problemas que están siendo abordados con mayor frecuencia por los establecimientos de salud. Tal es el caso del Hospital de Lolol, el que a partir del año 2012 guía a un grupo de autoayuda llamado “Poder sin límites” que reciben a todos los usuarios derivados por profesionales del recinto de salud, con el objetivo de contar con una red de apoyo que refuerce su renovada estabilidad emocional.

Una de las tutoras encargadas de orientar al grupo es Bárbara Becerra, terapeuta ocupacional del Hospital de Lolol, quien se refirió a la labor que efectúan, destacando que “el grupo está compuesto por 20 personas aproximadamente y la mayoría son derivados por médicos, sicóloga y terapeuta ocupacional.Trabajamos con arte terapias para manejar el estrés principalmente, desarrollando su arte como la pintura en óleo, pintura en acuarela y el bordado. Esto les entrega habilidades motrices, trabaja en sus habilidades cognitivas, atención, memoria y percepción; además de ser una actividad recreativa”.

Añadió la terapeuta ocupacional que “los usuarios aprovechan esta instancia para sociabilizar, hay varias que ya han recibido el alta médica, pero siguen viniendo porque es un grupo unificado que le gusta participar y hacer este tipo de actividades, siendo una red de apoyo estable para ellos. Ellas encontraron una estabilidad emocional bien grande más que nada por el apoyo que tienen de las demás compañeras”.

Pero no solamente la comunidad usuaria es quién obtiene un impacto positivo, también los profesionales a cargo del grupo también reciben beneficios con su labor. “Para nosotros como profesionales es gratificante porque es una red de apoyo para ellas, y nosotros somos esa red de apoyo, entonces se contribuye para ambos lados el beneficio de salud mental”, explicó Bárbara Becerra.

Las integrantes “Poder sin límites” no disimulan su alegría mientras participan de los distintos talleres, es el caso de Laura Romero, quién fue derivada tras sufrir un depresión, y al momento de hablar de su experiencia señaló que, “yo llevo un año aquí y para mí ha sido un relajo muy grande y he aprendido cosas que yo no sabía”. Lo mismo ocurre con Juana Cereceda quién nos comenta respecto a la mejora en su calidad de vida indicando que “ya llevo trabajando acá cinco años, esto me ha hecho súper bien, cuando vengo estoy muy relajada, me siento mucho mejor.Cuando llegué no valía nada y aquí a prendía a bordar, pintar y además comparto con las demás señoras, estoy feliz”.

El grupo de autoayuda se reúne los martes y jueves de 10 a 12 hrs. y está guiado por un equipo de profesionales que lidera está iniciativa conformado por médicos, sicólogos, trabajador social y terapeuta ocupacional.