Menú Principal
20 de Noviembre de 2018

Terapia complementaria, una alternativa en el tratamiento de las enfermedades

  • El Servicio de Salud O´Higgins es pionero en Medicina Complementaria Alternativa (MCA), a través del piloto en huertos de hierbas alimenticias y medicinales.

 

Pichilemu, 20 de noviembre de 2018.- Hace no mucho tiempo las terapias complementarias era un tema del que poco o nada se hablaba en nuestro país. Fitomedicina, Reiki o acupuntura eran temáticas lejanas, de las cuales no se tenía mucho conocimiento.  Hoy eso es cosa del pasado, ya que la salud pública ha ido incorporando en su quehacer a la medicina complementaria, y en la atención primaria de salud existen novedosas experiencias que han ido captando más adeptos.

El ingreso de las terapias complementarias en los establecimientos de salud pública se enmarca dentro de los lineamientos que entrega el Ministerio de Salud, a raíz del mandato de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al respecto, la asesora del programa de Medicina Complementaria Alternativas de la Atención Primaria de Salud (APS) del Servicio de Salud O’Higgins, Elizabeth González, explicó que el Ministerio de Salud (MINSAL) “ha definido e implementado una serie de intervenciones dirigidas al reconocimiento y regulación del ejercicio de estas prácticas no convencionales, en el propósito de considerar la posible incorporación de algunas de ellas al sistema de salud”.

Es así como desde el año 2018 se ha desarrollado el programa piloto de hierbas medicinales o alimentarias que lleva a cabo el Servicio de Salud O´Higgins. Y este viernes se efectuó el cierre del programa, con una terapia de sonoterapia y sahumación, como una forma de marcar un hito en el desarrollo de la medicina complementaria, que planea continuar expandiéndose en la Red Asistencial de O´Higgins.

Por su parte, Luis Acevedo, químico farmacéutico del Hospital de Pichilemu, relevó que “estamos muy satisfechos con los avances que se han realizado en materia de medicina complementaria en nuestro establecimiento. Tenemos yoga para nuestros pacientes, flores de Bach, masoterapia, entre otras. También estamos desarrollando un huerto y pretendemos con éste avanzar en fitomedicina. En Pichilemu existe mucho interés en esta materia. Como equipo de salud nos ayuda a estar más cerca de la comunidad. Los profesionales de la salud pueden promover el autocuidado. En el fondo terminas conociendo al grupo con el cual trabajas. La idea es seguir avanzando con este tipo de terapias y seguir aumentando las terapias complementarias que se implementan en el establecimiento”.