Menú Principal
4 de Abril de 2018

Talleres “Nadie es Perfecto” fomenta las habilidades de crianza

 

  • En los últimos años ha aumentado la evidencia que sustenta la importancia de la relación entre el padre, madre y cuidador(a) y el niño o niña. Específicamente, la calidad de esta relación y la forma de criar influye en el desarrollo infantil.

Durante 4 días, la médico encargada del Programa de Apoyo al Desarrollo Biopsicosocial (PADBP) del Chile Crece Contigo, del Servicio de Salud O’Higgins, María Victoria Mella, se encuentra entrenando a 14 facilitadores de la región, para implementar en la atención primaria de salud los talleres de “Nadie es Perfecto”, cuya finalidad es fomentar las habilidades de crianza en padres, madres y cuidadoras(es) de niños y niñas de 0 a 5 años.

Para llegar a implementar los talleres se necesita tomar conocimiento de una minuciosa metodología, cuyo impacto en los padres es significativamente positiva, “es por ello que se requiere entregar a cabalidad todas las herramientas a los facilitadores para que comiencen a implementar estos talleres que consisten en encuentros grupales o asesorías personales, dirigidos a compartir experiencias de crianza en familia, aprender de otros y recibir orientaciones en problemas frecuentes para fortalecer el desarrollo de niños y niñas”, enfatizó la profesional María Victoria Mella.

En los últimos años ha aumentado la evidencia que sustenta la importancia que tiene la relación entre el padre, madre y cuidador(a) y el niño o niña. Específicamente, la calidad de esta relación y la forma de criar a los niños influye en el desarrollo infantil.

Si la relación entre los adultos y el niño o niña está caracterizada por la sensibilidad, estabilidad y disponibilidad de los adultos, el consuelo, la expresión de afecto, el contacto físico, entre otras, van a promover en él y ella la sensación de seguridad y confianza que necesita para desarrollarse hasta alcanzar su máximo potencial.

“La crianza no es una tarea fácil, y que muchas familias necesitan de información, habilidades y apoyo para poder satisfacer mejor las necesidades afectivas, sociales, físicas y de estimulación de sus hijos e hijas”, puntualizó la profesional.

Cuando los facilitadores queden capacitados, pueden comenzar a realizar los talleres en sus dispositivos de salud. “Nadie es Perfecto” consiste en seis encuentros grupales de padres, madres y cuidadoras (es) dirigidos a compartir sus experiencias de crianza, aprender de otros y recibir orientaciones en  problemas específicos para fortalecer el desarrollo de niños y niñas, tales como: calmar a un niño que llora mucho, responder efectivamente a sus pataletas, ayudar a promover el comportamiento cooperativo, fomentar el lenguaje, seguridad, autocuidado y muchos otros temas importantes para el mejor desarrollo de los niños y las niñas.

GALERÍA