Menú Principal
15 de Junio de 2018

Servicio de Salud O´Higgins avanza para lograr Certificación sobre igualdad de género

Un gran desafío enfrenta la Dirección del Servicio de Salud O´Higgins, ya que pretende ser la primera institución pública regional en certificarse en la norma Chilena 3262/ 2012, que es una herramienta creada por el Instituto de Normalización y el SERNAM, en el año 2012, que permite que las empresas detecten y superen brechas de género en los ámbitos de la gestión de personas y promueva prácticas relacionadas a la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

La normativa es de cumplimiento voluntario y puede ser implementada en una organización, con el fin de incorporar desde acciones positivas concretas e inmediatas que restablezcan la igualdad de género y la conciliación de vida laboral, familiar y personal,hasta planes de acción consistentes con una estrategia corporativa y, en definitiva, con una cultura orientada a la igualdad.

El Servicio de Salud O´Higgins, específicamente el departamento de Desarrollo Organizacional de la Subdirección de Gestión y Desarrollo de Personas del Servicio de Salud, está trabajando desde el año pasado en esta materia. Se realizó un diagnóstico organizacional con enfoque de género y se conformó una comisión, con distintos referentes técnicos, representantes gremiales y personas que voluntariamente se inscribieron, conformando hoy un equipo de 13 personas, con el fin de avanzar en este proceso de certificación.

Romina Aliaga, Psicóloga Social y Organizacional y asesora del departamento de Desarrollo Organizacional de la Subdirección de Gestión y Desarrollo de personas del Servicio de Salud O’Higgins, quien coordina esta comisión relevó que “estamos avanzando incorporar los requisitos que nos faltan para implementar este sistema de igualdad de género y conciliación y cerrar las brechas priorizadas encontradas en el diagnóstico, para lograr el tremendo desafío de -en un futuro-, certificarnos.  Para nuestra institución es muy relevante esta materia, ya que ratifica el compromiso del gobierno de equiparar las condiciones laborales de las mujeres y hombres, además de  apoyar a la familia. Pretendemos ser la primera institución de Salud pública, en certificarse en esta materia”.

Finalmente la profesional relevó que “es sabido que las buenas prácticas laborales con equidad de género tienen un impacto en las positivo en los indicadores de la organización. Asimismo, implica una ventaja competitiva porque propicia brindar un mejor servicio a nuestra población usuaria”.