Menú Principal
25 de Septiembre de 2018

Samu destacó tranquilidad en materia de emergencias durante Fiestas Patrias

  • Indicaron que se había preparado un plan de contingencia para esta fecha, pero sólo tuvieron tres emergencias de mayor envergadura.

Rancagua, 25 de septiembre 2018.- Las fiestas patrias pasaron y son muchos los que recuerdan de que en años anteriores se han visto aumentados los números de accidentes, con crecida de atenciones en centros hospitalarios y también accidentes con trágicos desenlaces. Este año no fue la excepción, pero no en el número que se temía por el largo feriado criollo.

Tres situaciones complejas debió enfrentar SAMU O’Higgins durante esta celebración de Fiestas Patrias, como fueron el desborde personas en una ramada en Pichilemu, el colapso de la galería de una medialuna en el sector de Santa Elena y una persona baleada en el último día de las fondas, ambos hechos ocurridos en Rancagua.

Pese a estos hechos y a lo largo de estas celebraciones, el enfermero reanimador de SAMU, Oscar Rubio, indicó que el balance en general es que fue un fin de semana dentro de la normalidad, donde no se tuvo que lamentar víctimas fatales “nosotros comenzamos a preparar un plan de contingencia, aproximadamente hace un mes y medio, contemplando ambulancias de reposición, personal de reemplazo y todo lo que tenía que ver con la capacidad de respuesta y la coordinación de la red asistencial”.

Agregó que, en general, se esperaba “un alto volumen de accidentes de tránsito, por la mayor aglomeración de personas, pero sólo hubo colisiones menores, por alcance, sin víctimas graves, en los desplazamientos de inicio y término de las Fiestas Patrias y las únicas contingencias que tuvimos fue lo de Pichilemu y los dos incidentes en Rancagua, incluso hubo menos aglomeración de pacientes, producto quizás de lo largo de las fiestas, y respecto a emergencias habituales, como infartos u otro tipo de accidentes, tampoco tuvieron un aumento, manteniéndose dentro de los rangos normales”.

Respecto de las emergencias que se suscitaron, Oscar Rubio señaló que las tres situaciones tuvieron como condicionante el consumo de alcohol y que “en el caso de Pichilemu, fue más complejo por la distancia, ya que disponemos de un móvil avanzado y se presentaron dos pacientes críticos, los cuales afortunadamente tuvieron un desenlace bueno, mientras que, en el caso de santa Elena, fueron nueve lesionados, todos ellos de menor gravedad, sin riesgo vital”.

En cuento al herido a bala, el enfermero indicó que el hecho ocurrió el último día de funcionamiento de las fondas “y me tocó atenderlo con mi equipo, ocurrió fuera de las fondas y fue atendido en primera instancia por la ambulancia de Cormun y después llegamos nosotros que lo estabilizamos y vimos la vía aérea, trasladándolo al Hospital Regional, recibió un balazo en la región occipital y actualmente está hospitalizado en la UCI”.

Finalmente, destacó que hubo una buena articulación de la red asistencial, para resolver todas las situaciones que se presentaron y que para SAMU lo importante es estar preparados para enfrentar las emergencias de todos los días y planificar este tipo de festividades para actuar siempre en función de que pudiera haber accidentes más graves, por lo cual el balance en esta oportunidad es positivo para la Región de O’Higgins.