Menú Principal
4 de Abril de 2018

Red Asistencial de O’Higgins supera promedio nacional en vacunación contra la influenza

Con un 54,6% de avance en la cobertura de inmunizaciones contra la influenza en la población de riesgo, la Red Asistencial de la Región de O’Higgins se alza como la más eficiente del país.

A mediados de marzo se lanzó oficialmente la campaña de vacunación contra la influenza, que se extenderá hasta el 14 de mayo y antes de completarse la mitad del plazo, la cobertura a nivel nacional promedia el 48,7% con 2.769.304 personas vacunadas. A nivel regional en tanto, la comuna de Doñihue encabeza los niveles de cobertura con un 72% de la población objetivo ya inoculada.

Con este nivel de cobertura y con la expectativa de cumplir las metas sanitarias en torno a la vacunación, los riesgos epidemiológicos que puedan venir a raíz del virus de la influenza en la época invernal, se ven disminuidos con la protección que la población de riesgo está recibiendo en cada uno de los establecimientos de salud habilitados para ello en toda la región.

Al respecto, la Directora (s) del Servicio de Salud O’Higgins, Eliana Díaz Ubilla, se manifestó muy satisfecha “porque es un logro extraordinario ser la región que lidera el avance en la cobertura, esperamos con creces superar el mínimo establecido por el Ministerio de Salud”, agregando a esto su sentimiento de gratitud al personal de salud, puesto que “entendemos y sabemos también que gran parte de este trabajo se hace localmente  con sus programas de educación, prevención y promoción; en el día a día, en su interacción con las personas mostrándoles los riesgos que corren al no vacunarse y también en tener todas las condiciones favorables con un tremendo despliegue con diversas estrategias para que nuestros usuarios tengan las mayores facilidades para acceder a la vacunación”, aseguró.

Cabe recordar que al año, miles de personas mueren en el mundo debido a la gripe provocada por el virus de la influenza, y muchos requieren de hospitalización. Para prevenir estas graves consecuencias es necesaria la vacunación anual contra este virus. En Chile se prioriza como población objetivo a las embarazadas a partir de la 13ª semana de gestación, niños y niñas entre los 6 meses y 6 años de edad, adultos mayores de 65 años y a los enfermos crónicos.