Menú Principal
17 de Mayo de 2019

Recién Nacidos reciben vacuna contra Hepatitis B

  • A nivel nacional con el objeto de prevenir un futuro daño hepático crónico.

Rengo, 17 mayo 2019.- A partir del 15 de abril, el Ministerio de Salud implementó la “Estrategia de Vacunación contra el Virus de la Hepatitis B (VHB) en el Recién Nacido”, incorporándola al calendario de vacunación para todos los bebés antes de las 24 horas de vida.  Iniciativa que busca prevenir la exposición a este virus en los infantes durante el parto y un posterior daño hepático crónico.

La vacunación contra la Hepatitis B en recién nacidos, constituye una política pública implementada por el MINSAL, ante los altos índices de transmisión directa de la enfermedad desde la madre hacia el hijo (transmisión vertical). Particularmente, en el Hospital de Rengo nacen anualmente más de mil 200 bebés, por lo tanto ante los riesgos de contraer el VHB, es importante que la vacuna sea administrada antes de las primeras 24 horas de vida”, señaló el director del Hospital de Rengo, Osvaldo Pontigo.

Al respecto, la matrona supervisora (s) del Servicio de Maternidad del Hospital Ricardo Valenzuela Sáez, Verónica Pavez explicó que “esta iniciativa, surge debido a que en los últimos años hubo un aumento en el diagnóstico de la VHB, por la inmigración y el incremento de la actividad sexual en jóvenes. Esta patología provoca con el tiempo una hepatitis crónica”.

La profesional añadió que “la administración de la vacuna, es intramuscular en el muslo (cara externa) del lactante y este año se comenzó  a vacunar a todos los niños mayores de dos kilos idealmente, puesto que los menores a dicho peso, se pueden vacunar siempre y cuando estén medicamente estables. En nuestro hospital, generalmente no tenemos niños con un  peso tan bajo y se realiza la vacunación diaria”.

Finalmente, Verónica Pavez manifestó que “la Hepatitis B, es una enfermedad que se trasmite por fluidos, generalmente el mayor contacto es por contagio sexual.  Dentro de las Hepatitis existentes, la tipo B ha ido en aumento y es una enfermedad que en general no muestra síntomas, pero que puede transformarse en una cirrosis hepática”.