Menú Principal
15 de Diciembre de 2017

MULTICULTURALIDAD INTEGRADA EN HOSPITAL DE RENGO

Su presencia por los pasillos del Hospital de Rengo ya es habitual, porque si bien su lugar de trabajo es al ingreso del policlínico, normalmente lo llaman de Urgencia, Maternidad o Medicina, para ayudar a los profesionales médicos en la atención de los haitianos que llegan a atenderse al establecimiento.   

 

Él es Jacklin Jocelyn, facilitador intercultural del Hospital de Rengo, quien hace 4 meses se integró al equipo de trabajo del establecimiento para atender principalmente a la población migrante de Haiti, pero que rápidamente ha sido reconocido por los pacientes tanto chilenos como extranjeros que solicitan su ayuda para informarse respecto de procedimientos administrativos y clínicos al interior del recinto.

 

Enfermero de profesión y luego de desempeñarse en distintas organizaciones internacionales decide hace 7 meses emigrar a Chile, donde al poco tiempo de su llegada fue llamado del Hospital para integrarse al equipo de trabajo

 

Al respecto, el director del Hospital, Fabio López indicó que “debemos tener en claro que la migración es algo que llegó para quedarse y por tanto teníamos que hacernos cargo de la situación con los migrantes haitianos, donde teníamos claramente un problema de comunicación entre los pacientes que hablaban muy poco español y el equipo médico”

 

“Es por ello que se llegó a la conclusión de que necesitábamos contratar a alguien -precisa el director- y contábamos con el ítem para un facilitador cultura y así llegamos a Jacklin que ha sido un verdadero acierto porque no sólo habla Creole, sino que también español, inglés y francés e incluso domina el lenguaje de señas, lo que junto a su profesión de enfermero ha sido un plus. Además, ha sido plenamente acogido por el personal del hospital, transformándose en un verdadero aporte que no solo se comunica con los haitianos, su labor primaria, sino que además con los pacientes chilenos con una extraordinaria voluntad. Fue un verdadero hallazgo haberlo encontrado”.

 

Una opinión similar respecto a la labor desarrollada por Jacklin Jocelyn  manifiesta el subdirector médico, doctor Paul Pacurucu quien destaca que se puede contar con él en cualquier momento del día “tiene una gran accesibilidad y nos ayuda mucho porque podemos conocer los síntomas y signos que presentan los pacientes, lo cual nos ayuda mucho con el diagnóstico de la patología que presenta y además nos ha ayudado mucho a entender las situaciones culturales propias de los pacientes, en particular con las pacientes de la maternidad en el momento del parto”.

 

Sin duda esta “accesibilidad” de este facilitador intercultural queda de manifiesto cuando el director nos cuenta que para el accidente de dos buses hace pocas semanas, en que hubo muchos heridos, uno de ellos era precisamente un haitiano “y Jacklin llegó de inmediato, fuera de su horario ya estaba aquí y no sólo traduciendo, sino que también con pechera, trasladando pacientes. Ahí hay un ejemplo claro de la labor que desarrolla”.

 

Para Jacklin, estar en el hospital es satisfactorio, pero sueña con poder volver a ejercer su profesión, sabe que el proceso es largo y que aún debe obtener su residencia para poder luego legalizar sus documentos de estudio, pero espera a futuro “poder especializarme en maternidad o pediatría, que son los servicios que me gustan, para poder seguir ayudando a la gente, que es para lo que me preparé”.