Menú Principal
15 de Enero de 2018

Los cuidados de salud para la temporada estival

Así como en inviernos, debemos extremar las precauciones para cuidar nuestra salud, también en el verano hay patologías que afectan más a los usuarios de la red hospitalaria de nuestra Región, es por ello que el Jefe de Urgencias del Hospital de Rengo, doctor Luis Vinueza, quien entregó una serie de recomendaciones para prevenir enfermedades propias de la época.

 

En ese sentido, indicó que en este período, producto de las altas temperaturas, lo que más se presentan en el servicio de urgencia son las patologías gastrointestinales “están sobre todo las enfermedades virales tipo rotavirus y adenovirus que afectan a toda la población, pero más frecuentemente a los menores de 5 años y a los adultos mayores de 65, debido a que se comen productos y frutas al ambiente o alimentos que se descomponen rápidamente, como los mariscos o pescados y  entonces eso produce la  infección viral”.

 

Agregó que este tipo de enfermedades produce diversos síntomas, en que algunos presentan dolor abdominal, otros náuseas y vómitos o bien cuadros de diarrea, pero que la concurrencia a urgencia debe ser en los casos en que los pacientes se agraven “en particular cuando los pacientes presentan mucho vómitos y ya no toleran la vía oral y comienzan a deshidratarse es necesario que vengan la hospital, para hacerles los exámenes necesarios e hidratarlos, sobre todo en el caso de los pacientes mayores que sufren enfermedades crónicas y niños, en particular lactantes, que muchas veces requieren incluso ser hospitalizados”, explicó el doctor Vinueza.

 

Para ello manifestó que existen ciertas precauciones que se pueden adoptar como es el lavado de manos, que evita el contagio entre los distintos miembros del grupo familiar “además de lavar siempre las frutas y mantener los alimentos tapados para evitar que lleguen moscas, que es el principal vector de transmisión de estas enfermedades, además del consumo de pescados y mariscos muy frescos, porque se tienden a descomponer muy rápidamente”.

 

Hay que tener en claro que la mayor parte de los casos pueden ser tratados directamente en el domicilio, con una buena hidratación, con suero oral, electrolitos, gatorade, sueros caseros, mientras el paciente tolere la ingesta por vía oral y que en los casos de diarrea mientras puedan hidratarse no reviste complicación “pero si comienza a afectarse el estado general del paciente y empieza con mialgias (dolores musculares) o temblores en las piernas, hay que acudir a la urgencia”.

 

Agregó que además “no se debe olvidar que estas patologías pueden afectar también la parte respiratoria, en particular en pacientes inmunodeprimidos como los adultos mayores, en que se presenta una infección mixta, que puede ser gastrointestinal y respiratoria, donde se presentan cuadros de neumonía y producen un alto grado de morbilidad y mortalidad, dado que los virus de la influenza y la parainfluenza son resistentes a las altas temperaturas y  hay resfriados de verano que pueden ser muy peligrosos”.

 

Finalmente el doctor Vinueza hizo un llamado a evitar los cambios bruscos de temperatura, “porque así como en el invierno se recomienda no enfriarse bruscamente, de igual forma en verano el llamado es a no cambiar de temperatura en forma brusca y hay que tener claro que no hay nada peor que el aire acondicionado, porque el cuerpo humano no está acondicionado para los cambios tan bruscos del calor a frio o de frio a calor”.