Menú Principal
22 de Febrero de 2019

Hospital Santa Cruz implementa sistema de “parto respetado” que promueve el nacimiento de forma natural

Gracias a un nuevo enfoque dirigido a mejorar la experiencia del alumbramiento, las cifras de cesáreas han bajado considerablemente.

Santa Cruz- Especialistas como el Dr. Michel O’Dent aseguran que modificar nuestra forma de recibir a nuestros niños en el mundo, así como el apoyo que le damos a nuestras gestantes, determinará el futuro de nuestra civilización. Siguiendo esta premisa el Hospital de Santa Cruz está implementando una nueva estrategia en busca de un modelo de atención que favorezca el parto por sobre las cesáreas.

El encargado de  gestión de matronería del Hospital de Santa Cruz, Gonzalo Guzmán, entrega más detalles de esta buena práctica señalando que “nosotros hace seis meses comenzamos con una implementación ambiciosa de instaurar nuevos instrumentos que facilitaran la atención del parto; facilitando los tiempos obstétricos por medio de balones kinésicos, aromaterapia, musicoterapia, el uso de telas para reboso y unos pasamanos que vienen a consolidar nuestros estándares de seguridad para el paciente”.

“Todo esto apunta a mejorar la experiencia en la atención del parto y disminuir principalmente el número de cesáreas. Buscamos medicina basada en la evidencia que apuntaba a modificar protocolos para darle más tiempo a la paciente, para entregarle más confort y una mayor tranquilidad, aumentando las posibilidades de un parto vaginal”, destacó el matrón.

Al ser consultado respecto a los resultados, Gonzalo Guzmán indica que “vimos en el mediano plazo, que estás nuevas prácticas resultaron bastante favorables, mejorando el número de parto vaginal, disminuyendo los reclamos y aumentando el número de felicitaciones. Esto gracias a una atención más personalizada, que respeta los tiempos fisiológicos, para que que la paciente venga a atenderse viviendo una experiencia de su parto”.

Para que esta estrategia tenga éxito depende no sólo de un compromiso del equipo de salud, sino también de la pareja y familia que opten por esta alternativa, no viendo la cesárea como la salida más fácil. Bastián Colina, padre de un bebé nacido en el hospital, le tocó vivir la experiencia y nos relata que el proceso “fue todo bueno, me tocó estar presente en el parto y la ayudaron mucho. La atención fue genial, ver nacer a mi hijo sano y que me lo mostraran de inmediato me parece excelente”.

Si bien el espacio para desarrollar este nuevo protocolo ya existía, hubo que invertir en equipamiento, costo asumido por el Hospital de Santa Cruz. “Esta estrategia no sólo requiere la implementación, en la cual nosotros vamos avanzando, sino en un aprendizaje de todo el equipo de atención de las técnicas del parto respetado, así también del apoyo de MINSAL y la DSSO para contar con el RR.HH. suficiente para llevar adelante esta iniciativa. El hospital está en este camino de búsqueda e implementación responsable, aún en proceso”, expresó el director del establecimiento, Dr. Héctor Maldonado.