Menú Principal
2 de Febrero de 2016

Hospital San Vicente realiza innovador programa de hidroterapia

San Vicente, 01 de Febrero de 2016.- Un innovador programa de hidroterapia para pacientes del Centro Comunitario de Rehabilitación (CCR) se encuentra realizando el Hospital de San Vicente, luego de una alianza que se realizó entre el establecimiento y el equipo de natación Poseidones de la comuna, con apoyo de la empresa Agrosuper.
El programa está cargo de los kinesiólogos Alex Pozo y Rosmery Jorquera y la terapeuta ocupacional, Daniela Flores, quienes destacaron que esta actividad consiste en “cupos para hidroterapia en la piscina municipal de San Vicente, lo que se inició a mediados de enero y continuará por toda la temporada de piscina, donde el principal objetivo, en términos físicos, es mejorar el trabajo muscular, a través de la reducción de peso que se produce al realizar ejercicios en el agua, es decir, un paciente que pesa cien kilos, en el agua pesa sólo veinte y por tanto es menor el esfuerzo que deben hacer para hacer trabajar su musculatura”.

Agregan que, actualmente se realiza la actividad los días martes y miércoles en la mañana, con un grupo aproximado de 15 personas, donde acuden pacientes con patologías como Accidente Vascular Encefálico (AVE), Guillian Barré, patologías estructurales en niños, como escoliosis, pacientes con artrosis y hernias lumbares, que actualmente se atienden en el CCR.

Otro objetivo de la hidroterapia se orienta a la intervención comunitaria, explica Alex Pozo, ya que muchas veces cuando los pacientes tienen una lesión “creen que hay muchas cosas que no pueden hacer, se autolimitan y sin embargo, con la hidroterapia se dan cuenta que pueden ir a una piscina, meterse al agua y hacer ejercicio, lo que mejora su autoestima y su motivación. Ellos muchas veces sienten que no pueden participar de actividades de la comunidad producto de su discapacidad y con esto les mostramos que es todo lo contrario”.

El trabajo de hidroterapia se realiza con dos kinesiólogos, que efectúan los ejercicios en la piscina en un taller grupal, donde dependiendo del grado de discapacidad se hacen en pareja y se presta apoyo personalizado a los que más lo necesitan “este año empezamos con la terapia en el agua, pero dependiendo de los resultados, vamos a evaluar la posibilidad de prolongarlo a futuro”, finalizaron.