Menú Principal
10 de Octubre de 2018

Hospital Marchigüe trabaja para generar un concepto de salud integral

  • El establecimiento ha realizado diferentes encuentros con agrupaciones de la comuna, para intercambiar ideas, conformar redes de apoyo y así mejorar su calidad de vida.

Marchigüe, 10 de octubre de 2018.- Sin duda los alimentos deshidratados se han convertido en un emprendimiento muy destacado en el último tiempo. La deshidratación es un proceso que permite alargar la vida útil de las frutas, hierbas y otros elementos. Este proceso se utiliza a nivel industrial y semi-industrial, pero también a escala doméstica. De esta manera, se puede innovar y hasta agregar valor a sus productos con este tipo de conservación natural. La agrupación de deshidratados de la comuna de Marchigüe, específicamente del sector de Pailimo, elabora estos productos en una planta de secado de hierbas medicinales y fruta deshidratada. Todo de forma artesanal y ya han ganado proyectos para financiar su actividad.

Como una forma de conocer más sobre esta iniciativa, que además es saludable, el Hospital de Marchigüe está realizando un enlace con otras agrupaciones de la comuna, para replicar este tipo de emprendimientos.  La instancia forma parte de las actividades enmarcadas en el Modelo de Atención Integral de Salud (Mais) del Hospital de Marchigüe y tiene como propósito compartir e intercambiar ideas sobre los distintos trabajos de promoción de la salud que se realizan en la comuna. En el fondo se trata de difundir estrategias innovadoras en temas prioritarios de salud.

La asistente social del Hospital de Marchigüe, Carolina Vargas, explicó que “la agrupación de deshidratados permite a las personas generar instancias de conocimientos de saber popular. El Hospital de Marchigüe incorpora estas prácticas, para lograr una salud más integral. Estos espacios como la planta de secado de Pailimo generan un aprendizaje- desde el ámbito promocional- para lograr hábitos y estilos de vida saludables, como el consumo de este tipo de alimentos deshidratados, el consumo de hierbas medicinales, compartir en familia, entre otras materias”, manifestó.  

La profesional precisó que “la idea es hacer un trabajo en conjunto con la comunidad para colaborar de manera complementaria con sus tratamientos. Se trata de efectuar vínculos entre diversas organizaciones que están trabajando en prácticas saludables y generar instancias de participación, compartiendo estas experiencias, para que puedan ser difundidas, replicadas y retroalimentadas y compartidas por la comunidad”, subrayó.

Por su parte, Prosperina Quijada, integrante del grupo de Deshidratados Pailimo, manifestó que “nuestro objetivo es deshidratar hierbas frutas y verduras, sin químicos sólo con sombra y luz solar. Hemos establecido una coordinación con el recinto de salud, para que se conozca nuestro trabajo y se amplíe el conocimiento de las hierbas medicinales, que tienen muchas propiedades curativas. Por tanto me parece una muy buena iniciativa de parte del Hospital de Marchigüe”, apuntó.

Cabe mencionar que el Hospital de Marchigüe desarrolla otro tipo de iniciativas que van en la línea de fomentar acciones concretas, a través del programa de Buenas Prácticas de Promoción de la Salud y su Modelo de Atención Integral Familiar y Comunitario en Atención Primaria. Es así como el  recinto de salud implementó el “Rincón Verde”, un invernadero que refuerza las terapias en pacientes de los programas de Salud Mental y del Centro Comunitario de Rehabilitación (CCR). Asimismo, ha establecido diferentes alianzas con los colegios de la comuna para replicar estos huertos en los establecimientos educacionales.