Menú Principal
14 de Noviembre de 2018

Hospital de San Vicente reduce tiempos de diagnóstico para tratamientos anticoagulantes

  • El recinto se convirtió en el segundo de la región en incorporar este innovador avance a su modelo de gestión.

San Vicente, 14 de noviembre de 2018.- A través de una licitación pública el Hospital de San Vicente incorporó lo último en tecnología para la atención de pacientes con indicaciones de tratamiento antitrombótico, equipamiento que permite pasar de largas 3 horas de espera a tan solo unos minutos para la obtención del diagnóstico que ayuda al médico a ajustar la dosis farmacológica.

Un usuario de TACO (Tratamiento Anti Coagulante) debe realizarse constantemente el examen de tiempo de protrombina/INR para ajustar la dosis necesaria para su profilaxis, esto implica para cada ocasión una toma de muestra que incluye venopunción, tubos de recolección de sangre, transporte de muestras, procedimientos y equipos de laboratorio, tiempo de proceso y resultados que puede tardar hasta 3 horas, y varias horas de dedicación del equipo médico y de enfermería, todo asociado a un costo con cargo al presupuesto hospitalario. Sin duda alguna, estos pacientes se transforman en multipuncionados, situación que torna el acceso venoso cada vez más dificultoso con los años, trayendo consigo efectos muy poco apreciados por los clínicos y los mismos pacientes.

El Hospital de San Vicente, en su objetivo de incorporar la innovación a su modelo de gestión, se propuso renovar su programa integrando el sistema Coaguchek® de Roche Diagnostic, el que ofrece punción capilar, es decir, permite obtener una gota de sangre a través de punzar un dedo con una lanceta, procedimiento altamente eficaz, menos doloroso, rápido y sin efectos negativos para el paciente. EL sistema contempla además el uso de un pequeño dispositivo para el examen de la muestra, y sólo se requiere de un minuto para tener el resultado, además, se complementa con el software TAONET que calcula las dosis según el resultado, información que se transmite directamente desde el dispositivo, y finalmente genera el esquema de tratamiento para cada paciente. Este nuevo proceso permite reducir considerablemente los tiempos asociados, lo cual significa menor tiempo de permanencia en el hospital por parte de los pacientes, entregar información de sus dosis de manera muy clara y comprensible, reduciendo errores en la administración de los medicamentos.

El Director del Hospital de San Vicente, Aldo Diez de Medina se refirió a este sistema como “algo muy esperado por varios meses, periodo que duró el proceso de licitación pública para el suministro de insumos y los equipos en comodato, sin embargo, logramos implementarlo y nuestros pacientes ya se benefician de esta innovación”. Para Diez de Medina es un gran logro conseguido ya que el Hospital se convierte en el segundo de la región después del Hospital de Santa Cruz, al cual se incorporó mientras ejercía como Subdirector Administrativo, iniciativa que partió cuando aún era Jefe del Laboratorio Clínico del mencionado hospital.

El Dr. Eduardo Rojas, Subdirector Médico, menciona que “este programa está supervisado por médicos dedicados exclusivamente a la indicación del tratamiento, verificando previamente los resultados de los exámenes. Estos profesionales junto a un equipo de enfermería otorgan un servicio integral mediante la entrega de información educativa y orientación a los pacientes que lo requieran, y se verá reforzado con la incorporación del sistema Coagucheck”.

Sin duda que el Hospital de San Vicente continúa trabajando en un círculo virtuoso de innovación que deriva en una mejor y más oportuna atención de sus usuarios, sumado a un eficiente uso de los recursos destinados a la Salud Pública.