Menú Principal
1 de Agosto de 2019

Funcionarias del Hospital de Nancagua reciben asignación compensatoria por derecho a sala cuna

Nancagua, 01 de agosto de 2019.- Destacando la relevancia y obligación de apoyar a las madres en el cuidado de sus hijos a través de recursos para financiar sala cuna, el Director del Servicio de Salud O’Higgins, Dr. Fernando Soto Pinto, oficializó la entrega de la Asignación Compensatoria de Sala Cuna a tres funcionarias del Hospital de Nancagua.

La asignación para este año corresponde a 236.505 pesos mensuales, y ya se estaba entregando a funcionarias de los Hospitales de Coinco, Lolol y Pichilemu, a quienes hoy se suman las de Nancagua. Cabe destacar que los recursos son retroactivos desde el mes de abril.

La ley que perfecciona el ejercicio del derecho a sala cuna para funcionarias y funcionarios públicos se publicó el 22 de enero del año 2016, con esa base se emite el Dictamen Nº 6.381 del 2 de marzo del 2018, que imparte instrucciones a los servicios públicos respecto de la entrega de este importante derecho, fijando criterios en relación a situaciones excepcionales para otorgarlo.

En este contexto, la normativa legal vigente indica que el empleador debe fijar un monto como asignación compensatoria mensual por niño,  que tenga coherencia con los valores del mercado dentro de la zona a otorgar y de esta manera se puedan financiar los cuidados requerido en aquellas zonas donde no exista oferta pública ni privada para los.

El cumplimiento entonces de este dictamen no es solo una obligación legal o administrativa por parte del Servicio de Salud, sino que un imperativo ético y de justicia hacia sus funcionarias. Así lo estimó el propio Director, Dr. Fernando Soto, para quien “no se trata de un beneficio, porque no les estamos haciendo un favor a las funcionarias, sino que hacemos justicia por cuanto este es un derecho que les corresponde”. 

La autoridad expresó además su gratitud hacia los equipos que trabajaron para concretar la entrega de esta asignación, “que permite que nuestras funcionarias puedan realizar sus labores con la tranquilidad que implica saber que sus hijos o hijas están siendo bien cuidados”.