Menú Principal
19 de Febrero de 2019

Equipo Dental del Hospital de San Vicente trabaja para reducir lista de espera

San Vicente, 19 de febrero de 2019.- Durante los meses de enero, febrero y marzo, el Hospital de San Vicente estará desarrollando un operativo odontológico para pacientes derivados de las comunas aledañas a fin de evaluar a los niños que se encuentran en lista de espera de ortodoncia desde 2015 a diciembre de 2018, todo con el objetivo de brindar la atención requerida por los pequeños pacientes.

La especialidad de ortodoncia en el HSV funciona desde el año 2013, oportunidad en la cual se incorporó la Dra. Carolina Concha, mientras que hacia fines de 2017 se incorporó la Dra. Ana Luisa Pérez, ambas profesionales asumieron las atenciones de la Microárea Carretera de la Fruta e iniciaron un arduo trabajo de despliegue territorial que busca entregar atención con oportunidad.

Para sacar adelante la ambiciosa tarea que se propusieron en el HSV, el equipo completo, es decir las dos ortodoncistas y sus asistentes, se movilizan hacia los lugares de origen de las interconsultas, recorriendo los hospitales de Peumo y Pichidegua, además de los CESFAM de Las Cabras y San Vicente. Sin duda que este acercamiento facilita a los usuarios llegar hasta la consulta, evitándose incurrir en gastos adicionales puesto que se le atiende en el centro de salud más cercano a su domicilio.

La Dra. Carolina Concha explica que “los niños que ingresan a tratamiento de ortodoncia deben tener entre 6 y 13 años al momento de emitirse la interconsulta, y sólo ingresan a tratamiento maloclusiones severas o moderadas. Este es un programa con un alto objetivo social y busca dar solución a aquellos niños que no tiene acceso a tratamiento de ortodoncia por costos, pero que además se ven afectados enormemente en su autoestima, con inasistencias al colegio por timidez y muchos casos de ‘bullying’ debido a la mal posición e sus dientes”.

Cabe destacar que las prestaciones realizadas por la especialidad de ortodoncia del HSV son del más alto nivel, incorporando ‘microtornillos’ en los tratamientos, permitiendo la resolución de los casos en menor tiempo y a mayor cantidad de usuarios. “Esta innovación es única a nivel de la red asistencial y equivale a la misma calidad de atención que pudieran recibir los niños en una clínica privada” afirmó la Dra. Concha.