Menú Principal
4 de Septiembre de 2018

Damas de Blanco, un apoyo espiritual necesario para el paciente

Santa Cruz, 31 de agosto de 2018.- Las Damas de Blanco son un grupo de mujeres cristianas evangélicas que pertenecen a distintas iglesias y que se dedican al voluntariado desde el año 1958, y particularmente en el Hospital de Santa Cruz realizan su labor desde el año 2014. “Aquí nosotros trabajamos llevando la ayuda espiritual, primero nosotros oramos por el paciente y también le entregamos ayuda social, regalando útiles de aseo, prendas de vestir, entre otros”, indica Zaida Allende, coordinadora de la filial santacruzana.

Son un total de seis las integrantes de la agrupación que realizan esta labor en el establecimiento colchagüino, con un alto contenido de apoyo emocional para los pacientes. Al hospital llega gente que viene desde muy lejos y muchas veces su familia no los viene a ver, ya sea por lejanía o por ser de escasos recursos y no tienen los medios para venir a verlos. A ellos nosotros les damos un apoyo espiritual, muchas veces el enfermo no necesita cosas materiales, sólo necesita hablar, sentirse acogido”, destaca la secretartia de las Damas de Blanco, Georgina Campos.

Respecto a la recepción de los pacientes, las voluntarias lo califican como excelente, y así queda demostrado al momento de acompañarlas en un recorrido por el establecimiento de salud. Luis Cabrera, se encuentra hospitalizado y tras recibir la visita de las Damas de Blanco señala que es una “muy bonita labor, a mí me levantan el ánimo cuando más lo necesito, que sigan adelante”.

Mariela Abdala llegó con su hijo de un mes y medio con una fiebre muy alta debido a una infección urinaria, estaba muy afligida por su situación cuando recibió la visita de las Damas de Blanco. “Ellas me apoyaron harto, yo les agradezco mucho por sus oraciones, él ahora está mucho mejor”, contesta visiblemente emocionada.

Realizar un trabajo sin remuneración no es algo común de las personas, pero las Damas de Blanco explican que reciben un pago mayor, que es el de sentir que están ayudando al prójimo. “El poder ayudar para nosotros es una satisfacción, sin esperar nada a cambio. Vivimos en un mundo en el que todos andan preocupados de sí mismos y no prestan atención a los que lo rodean, acá en el hospital nosotras hemos aprendido mucho porque  se ve mucha necesidad y nosotras estamos dispuestas a escucharlos y orientarlos”, afirma Alicia Campos, tesorera de la entidad.

El director del Hospital de Santa Cruz, Dr. Héctor Maldonado, valora esta acción señalando que “la tan loable labor que realizan las Damas de Blanco se transforma en un gran complemento de nuestra tarea asistencial y le entrega un toque de calidez al trabajo hospitalario”.