Menú Principal
29 de Mayo de 2018

Con recursos del Core dan nueva esperanza a pacientes de Parkinson

  • Más habitantes de la Región de O’Higgins con esta enfermedad podrían beneficiarse con exitosa intervención cerebral que ha sido financiada por el Gobierno Regional y FONASA

El lunes 12 de marzo fue una fecha histórica para 14 usuarios de la Región de O’Higgins, debido al inicio del programa piloto de aplicación estimulación cerebral profunda en personas con Parkinson, iniciativa gestionada por la Dirección de Servicio de Salud O’Higgins (DSSO) y el Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), financiada en conjunto por FONASA y el Consejo Regional (CORE) de la región y ejecutada por el Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC) a través del Hospital San Borja Arriarán (HCSBA).

El éxito de este plan piloto va en la línea de los objetivos planteados por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, en la búsqueda de entregar una salud digna que mejore la calidad de vida de los habitantes de nuestro país y acorde con el estilo cercano con la ciudadanía que ha impuesto la Intendencia de O’Higgins, encabezada por Juan Masferrer.

“Como Gobierno estamos muy contentos por los resultados. El Presidente Piñera nos ha pedido hacer una cirugía mayor a la salud y en ese sentido hemos logrado avanzar en varios temas, como son infraestructura, reducción de listas de espera y a esto se suma esta gran noticia que como región estamos implementando de manera exitosa. Felicitamos al grupo de profesionales y junto con eso, a los pacientes intervenidos. Esto demuestra que con voluntad y compromiso se puede avanzar en temas tan sensibles e importantes para la comunidad como es la salud”, señaló la máxima autoridad regional, valorando además el aporte del Core, ya que fue uno de los actores relevantes para que esta iniciativa fuese realidad.

El aporte del Consejo Regional fue de más de 300 millones de pesos, fundamentales para financiar estas operaciones que permiten ayudar a todos quienes sufren este trastorno de movimiento. Respecto al proceso de aprobación de estos dineros y la importancia que entrega el Consejo Regional a la salud, su presidenta, Carla Morales, indicó que “se hicieron reuniones con el Servicio de Salud, pero también con los pacientes, vino también el Dr. Chaná, neurólogo reconocido a nivel nacional e internacional, quién nos explicó la necesidad de poder aportar desde el Consejo Regional para hacer esta tremenda inversión”.

Añadió Carla Morales que “nosotros pudimos ayudar a personas que lo necesitaban, mejoramos su calidad de vida sin duda ya que además el Parkinson es una enfermedad que afecta no sólo a la persona, sino que también a su familia, a su aspecto socio económico, socio laboral y la verdad es que desde allí creemos que hicimos una tremenda inversión, que se justifica absolutamente cuando se trata de aportar y ayudar a esta gente que tanto lo necesitaba”.  

Cabe destacar que las intervenciones avanzan según lo planificado y ya son cinco los usuarios operados de manera exitosa, y se proyecta que el proceso finalice durante enero de 2019. Esto ha motivado al Servicio de Salud a desarrollar una segunda parte de este proyecto que permita intervenir a más habitantes de la región, es por esto que los equipos médicos realizarán evaluaciones durante todo el presente año a distintos usuarios como posibles candidatos a someterse a cirugía.  

Sobre ello, el Director (s) del Servicio de Salud O’Higgins, Claudio Castillo, señaló que “estamos muy contentos con esta iniciativa que entrega una oportunidad única a los usuarios de nuestra red, quienes al no tener ese temblor intenso  ganan en autonomía, mejorando notablemente su calidad de vida. Actualmente como Servicio estamos trabajando en la elaboración de una propuesta para expandir este plan a más habitantes de la región”.

Cabe destacar que la intervención quirúrgica tiene una duración de entre 12 horas y 14 horas y consiste en la instalación de un estimulador cerebral (electrodo tetrapolar) en un núcleo que se activa mediante un generador de pulsos, y permite que el paciente recupere el control de su cuerpo, evitando los espasmos involuntarios.