Menú Principal
27 de Diciembre de 2017

Programa PRAIS O`Higgins Cumplió 16 Años: 55 mil usuarios son el rostro de la reparación

El Programa de Reparación y Atención Integral de Salud (PRAIS) atiende en la región de O’Higgins a más de 55 mil usuarios, que fueron afectados por violaciones a los Derechos Humanos ocurridas entre septiembre de 1973 y marzo de 1990. Producto de esta realidad el Gobierno a través del Ministerio de Salud (MINSAL) crea el programa en diciembre de 1992, y nueve años más tarde se conforma el primer equipo PRAIS del Servicio de Salud O’Higgins.

Han pasado ya 16 años de un dedicado trabajo, que busca dar espacio a un grupo importante de la población que vio vulnerados sus derechos, y que requieren un acompañamiento constante en su proceso de reparación.

Es así que un equipo de profesionales, en forma transversal, atiende cada una de las necesidades e inquietudes con la finalidad de entregar apoyo en su desarrollo psicosocial. Las personas que forman parte de este programa tienen derecho a la gratuidad de las prestaciones médicas que se otorgan en todos los establecimientos de salud de la Red Asistencial, ya sean consultorios u hospitales públicos a nivel nacional. En ellos pueden acceder a toda la oferta de atención programática que otorga el sector, como Plan AUGE, Ley de urgencia, entre otras.

El programa PRAIS es parte de una Política Pública de Reparación, no constituye un seguro de Salud; las prestaciones médicas se otorgan a todos los beneficiarios, independiente de si están afiliados a FONASA, ISAPRE u otro sistema previsional.

 

Reparación en Salud

 

Le corresponde al Estado, a través del Ministerio de Salud, hacerse cargo de las necesidades de salud de las personas más severamente afectadas por la represión política ejercida por el Estado en el periodo comprendido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1990, en vista de las consecuencias que dichos actos violatorios provocaron en la salud de los afectados.

La reparación en salud representa sólo una parte del conjunto de actos que deben expresar el reconocimiento y la responsabilidad que le cabe al Estado en los hechos y circunstancias acaecidos durante la dictadura militar y que deben estar orientados al reconocimiento de los hechos conforme a la verdad, a la dignificación de las víctimas y a la consecución de una mejor calidad de vida para las familias más directamente afectadas.

La reparación en salud es responsabilidad del Sistema de Salud Público en su conjunto, por lo que todos los funcionarios del sistema deben prestar especial colaboración en la atención de esta población.

 

Sentido de Reparación y Objetivos del Programa

 

La atención reparatoria en salud tiene su base en el reconocimiento del daño y/o el riesgo aumentado de daño en la salud de la población afectada, debido a que la tensión permanente a la que estas personas han Estado sometidas, las ha hecho más vulnerables. Este daño y/o riesgo aumentado de daño tiene un carácter transversal y transgeneracional, es decir, se manifiesta en el grupo familiar completo y se transmite a las nuevas generaciones.

La reparación en salud debe considerar el hecho de que los problemas de salud física y mental de los afectados y sus familiares, revisten características especiales que los diferencian de los procesos de enfermedad que afectan a la población general

Una condición necesaria para lograr el sentido reparador en la atención de salud consiste en la gratuidad y oportunidad de las atenciones que reciben los afectados y sus familiares.

El propósito del Programa es contribuir, desde el sector salud a la reparación biopsicosocial que requieren las personas afectadas por la represión política ejercida por el Estado en el período comprendido entre septiembre de 1973 y marzo de 1990, con acciones sustentadas biopsicosocial en la doctrina de los Derechos Humanos y coordinadas dentro del sector salud y con otros sectores del Estado

 

Objetivos Programáticos 

 

  • Contribuir a mejorar la calidad de vida de personas del programa PRAIS.
  • Tratar las patologías en salud física y mental detectadas en las personas que vivenciaron hechos de violación a los Derechos Humanos.
  • Disminuir la prevalencia de las consecuencias en salud física y mental derivadas de los hechos de vulneración a sus Derechos Humanos.
  • Contribuir a generar una cultura de respeto a los Derechos Humanos.

 

Funciones del equipo PRAIS

 

  • Acreditar la calidad de beneficiario
  • Diagnosticar las secuelas físicas, psicológicas y sociales de la represión política
  • Entregar tratamiento para las enfermedades mentales asociadas a las secuelas de traumatización extrema
  • Derivar de forma asistida a la atención en la red asistencial de las otras especialidades médicas u otros programas según la problemática de salud que presenten los usuarios
  • Mantener una coordinación regular y permanente con las organizaciones de beneficiarios de este Programa.
Inline
Inline