Menú Principal
1 de Junio de 2018

En salud se busca eliminar barreras idiomáticas

El Gobierno de Chile se encuentra muy preocupado y ocupado de entregar dignidad y calidad de vida a los migrantes que llegan al país en busca de nuevas oportunidades. Es así, que el sector salud se ha ido estructurando a esta nueva realidad, y el subsistema de integración a la infancia, Chile Crece Contigo, ha ido adaptando sus estrategias a los nuevos chilenos que formarán parte de este territorio. Debido al gran número de haitianos, se han confeccionado materiales traducidos al creole. Un paso más hacia la inclusión efectiva de niños, niñas y familias migrantes.

La Médico Asesor del Programa de Apoyo al Desarrollo Biopsicosocial (PADBP), puerta de entrada al Chile Crece Contigo, María Victoria Mella, señaló que “esto es una muestra que estamos velando por el bien superior de los niños y niñas, a quienes debemos entregar la mayor de nuestras atenciones y sus padres deben incorporarse a una crianza positiva que vaya desarrollando las habilidades biopsicosociales de los niños y niñas”.

Las madres haitianas recibirán toda la información del mismo modo que las chilenas. Entre los materiales disponibles en creole se encuentran: Carta de deberes y derechos de las personas en salud, Cartilla Programa de Apoyo al Recién Nacido (Ajuar), Tríptico Programa de Apoyo al Recién Nacido (Ajuar), Cuaderno de Salud del niño y de la niña, Tríptico migrantes, Volante Padres NEP, Escala de depresión postparto, Pauta de riesgo psicosocial, Volante VIH condón, Volante Embarazo Adolescente, Detección cáncer infantil, Signos de alerta cáncer de mama, y Volante PAP.

El subsistema Chile Crece Contigo acoge a todas las madres migrantes, y es una realidad que ha ido cambiando la cara al país, y por lo tanto el acceso a la salud es un derecho, y así lo enfatiza el Ministerio de Salud frente al aumento del número de personas migrantes que presentan problemas de salud y se encuentran sin documentación oficial al día.

Cabe señalar que el compromiso del Estado chileno se ratificó en el año 2005 en la “Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares”, como un instrumento internacional de protección de los derechos de los migrantes. En el artículo 28° de la citada convención señala “las personas migrantes tendrán derecho a recibir cualquier tipo de atención médica urgente, que sea necesaria para preservar su vida o para evitar daños irreparables en su salud, en condiciones de igualdad de trato con las y los nacionales del Estado donde viven. Esa atención médica de urgencia no podrá negarse a causa de que las personas migrantes se encuentren en situación migratoria irregular”.

Basado en esta convención, el Gobierno de Chile miró más allá, y comenzó a trabajar en temas de inclusión e integración, y es por ello que la barrera idiomática comenzó a formar parte de las preocupaciones, pero que se transformaron en oportunidades que hoy dan fruto tanto en la red asistencial de hospitales como así también en la atención primaria de salud.

Inline
Inline