Menú Principal
16 de Mayo de 2018

Centro Comunitario Arrebol es pionero en la Región en tratar demencias en adulto mayor y fomentar su inclusión

Chile es hoy un país envejecido, dicha situación presenta una serie de desafíos al Estado y la sociedad chilena, sobre todo en lo que está referido a mantener y/o aumentar la calidad de vida de las personas mayores y resolver las situaciones que los afectan, como el aumento de la prevalencia de la demencia entre las personas mayores.

Las demencias son en la actualidad la razón más común de discapacidad y dependencia en las personas de 60 años y más, esto conlleva a una vulnerabilidad social que es ineludible y necesario de ser abordada desde las políticas públicas, pues generan un empobrecimiento económico y una disminución en la calidad de vida de las familias

Conscientes de esta realidad, el Servicio de Salud O’Higgins (SSO) por medio del Subdepartamento de Salud Mental, cuenta con un centro de apoyo comunitario para personas con demencia llamado “Arrebol”, el cual se encuentro dentro de los pocos a nivel nacional en su tipo.

Este nuevo dispositivo de la Red de Salud Mental tiene como objetivo principal el atenuar el impacto en las personas con demencia leve y moderada, mediante intervenciones con usuarios, cuidadores, comunidad y red sociosanitaria, que promuevan la continuidad e integralidad de cuidados, con la finalidad de favorecer su funcionalidad, participación e inclusión social.

“Arrebol es el primer centro de la región que trabaja de forma integral con el adulto mayor que presenta demencia en etapas iniciales o con algún deterioro cognitivo. El equipo de nuestro centro es multidisciplinario, en el contamos con geriatra, sicóloga, terapeutas ocupacionales, asistente social, fonoaudióloga, kinesióloga, Tens y también contamos con servicio de traslado y de alimentación. Nosotros vamos a buscar a los usuarios, le entregamos las comidas acá y se hacen distintas dinámicas orientadas a fomentar las habilidades que aún mantienen o potenciar las que están más débiles”, explica Mariela Honores, coordinadora del dispositivo de salud, cuyas nuevas instalaciones fueron inauguradas recientemente.   

Respecto a cuáles son los aspectos que transforman al centro Arrebol en pionero en la región, Mariela Honores destaca que “nosotros trabajamos con el cuidador y con el usuario, gracias a esta forma de trabajo tenemos un impacto familiar, comunitario y especialmente en el usuario. Lo que hemos evidenciado hasta ahora, es que además de los problemas de demencia propiamente tal, se le suma el ser una persona que estaba excluida socialmente de todo su círculo… Entonces lo que estamos haciendo además del trabajo profesional que se realiza acá, es integrarlo a la sociedad y a la comunidad”.

Como destaca la coordinadora, uno de los pilares fundamentales son los cuidadores, quienes son los responsables de los usuarios que ingresan al centro y pieza clave en su recuperación. Tal es el caso de Daniel Alviña Astudillo, quién participó de este primer ciclo como cuidador, destacando la experiencia como muy positiva. “Definitivamente mejora la interacción con la misma familia y aparte a uno como cuidador le dan algunas técnicas y eso también involucra una mejor calidad de vida porque se pierde el terror a esta enfermedad (Alzheimer) que no tiene remedio ni cura, solamente cosas paliativas, además del profesionalismo de las personas que trabajan aquí”.   

El Subdirector de Gestión Asistencial del Servicio de Salud, Dr. Felipe Rojas, aprecia la relevancia de este nuevo centro. “Es importante tener en consideración que estas patologías tienen un impacto que es fundamental tanto para el usuario en lo que respecta a sus capacidades para poder desenvolverse en su entorno social y familiar, pero sobre todo también sobre las familias que son las que regularmente se ven muy afectadas y muy sobrecargadas. Es un impacto que emocionalmente  es muy fuerte por lo tanto el trabajo que se está realizando en este centro ha sido muy efectivo para poder mejorar las condiciones tanto de la familia como también de la calidad de vida de los usuarios”.

Gracias a lo exitoso de la experiencia,  esta forma de trabajo está comenzando a replicarse en otras comunas de la región.  “La cobertura que tiene el centro Arrebol es de diez comunas, que es toda la Microárea Cachapoal, pero además se capacita y educa a aquellos equipos de salud pertenecientes a comunas que no son beneficiadas con el acceso al dispositivo. Estas capacitaciones están orientadas a conocer lo que es la demencia, que puedan identificarla de forma precoz y darles estrategias de cómo pueden tratarla, porque si bien ésta afecta al usuario, también a la familia y a la comunidad, por lo tanto es muy importante el trabajo que se hace con la familia y con el entorno más cercano”, indica coordinadora.

Cabe destacar que Arrebol fue inaugurado de manera oficial por la directora (s) del Servicio de Salud O’Higgins, Eliana Díaz, coincidiendo con el término del primer ciclo de adultos mayores que participaron de esta experiencia, el cual comenzó en agosto de 2017 y tuvo una duración de nueve meses con resultados sumamente satisfactorios. “Ellos ahora están participando en diferentes actividades del hogar y también están haciendo otras actividades que son de su gusto, ya no están de espectadores de la vida, sino que están siendo parte funcional de su familia y de la comunidad”, concluye la directora (s) regional del Servicio.

Inline
Inline