Menú Principal
9 de Febrero de 2018

Equipo de Rehabilitación Rural de la DSSO promueve la inclusión educacional

El equipo de Rehabilitación Rural Móvil de la Dirección de Servicio de Salud O’Higgins realizó una labor de apoyo y acompañamiento terapéutico a dos usuarios de la comuna de Requínoa que estaban en situación de discapacidad, quiénes nivelaron estudios gracias a programas especiales del Ministerio de Educación de la Región de O’Higgins.

Para Fidel Castro  de 27 años, fue un gran desafío retomar el rol de estudiante, sin su esfuerzo esta iniciativa no se hubiera concretado. El usuario requirió de apoyo y asistencia de los profesionales del equipo rural, quienes cada semana entregaban un cuadernillo de las distintas asignaturas y le ayudaban a  comprender los contenidos y desarrollar habilidades, dejando tareas semanales.

Manuel López es otro usuario que quiso retomar sus estudios y, según sus palabras, el ser parte de esta iniciativa ha sido muy importante en su vida. A sus 60 años nunca había tenido la oportunidad de asistir a una escuela formal, porque trabajaba desde que era un niño en labores del campo, leer y escribir es algo que siempre quiso aprender.

Luego del accidente cerebro vascular que sufrió quedó con secuelas físicas importantes, lo que lo alejó aún más esta posibilidad, pero gracias a la ayuda del equipo de rehabilitación, se elaboró una estrategia de intervención similar a la empleada con Fidel, asumiendo roles de docentes de asignaturas de matemáticas y lenguaje, guiados por orientación del material de apoyo a monitores entregados por la encargada del programa de alfabetización “Contigo Aprendo”.

Es importante señalar, que por dificultades del sector rural donde viven y con mala conectividad a la zona urbana, acceder a un programa educacional era casi imposible, es por ello que el equipo de rehabilitación le brindó la oportunidad de estudiar en sus casas.

Al conseguir sus objetivos, tanto Fidel como Manuel demostraron un espíritu de resiliencia y perseverancia frente a las consecuencias de sus diagnósticos y lograron ser capaces de sentir que, independiente de las secuelas de su enfermedad, aún pueden cumplir sus sueños.

Inline
Inline